/

Cómo funciona La Ley del Espejo en consulta

Todos formamos parte de la ecuación, no hay un observador que no forma parte del mundo.

No hace falta hacer un viaje al interior de nosotros. Si queremos saber lo que está ocurriendo dentro de nosotros, solo tenemos que observar lo que hay fuera. Todo lo que está dentro de ti, esta reflejado fuera. Cada persona que te rodea forma parte de tu mundo, cada una está haciendo el papel que le corresponde. Si queremos saber donde estamos, que estamos haciendo, es muy simple, observa tu exterior. Quién esta contigo, y sobre todo, el juicio que tú estás haciendo fuera, es el juicio que tú estás haciéndote a ti mismo.

El inconsciente no tiene juicio, quiere decir que si yo expreso una emoción negativa el inconsciente la va a entender igual q si fuese positiva. Nos atrae aquello que le da un mensaje al inconsciente. Sea positivo o negativo. Por ejemplo si me atraen las películas de miedo es porque veo mi miedo ahí en la pantalla. Si me emocionan las películas románticas es porque mi inconsciente, que no mi consciente, contiene información relacionado con esto.

Holograma cósmico

Debemos tener en cuenta la regla del Holograma Cósmico, esto quiere decir que la parte contiene el todo, el todo está en cada parte. Un ejemplo es el ADN humano. El neurólogo Karl Priban lo explica de forma sencilla: nuestro cerebro y nuestra memoria funcionan como un holograma. Él dice, nuestro cerebro es un receptor cuántico que va hacia atrás. Va a buscar la necesidad biológica a través del campo cuántico y crea la realidad en lo que nosotros llamamos futuro. Y crea el espacio de las infinitas posibilidades. Por eso se explica q una mujer que es maltratada siempre repite patrón de hombre. Su desvalorización genera una información que hace que atraiga el mismo modelo de hombre.  Esto ocurre hasta que resuelves, hasta que tomas consciencia y haces consciente el inconsciente.  Es por eso que no solo debo cambiar al matratador, sino la información que hay en mi interior. Esta puede venir de situaciones pasadas que viví y no resolví, una herencia de mi árbol genealógico, es decir una información transgeneracional o también algo que viví mientras estaba en el vientre de mi madre. El Ser interno siempre pretende que resuelvas, que evoluciones.

 

Nos tratamos muy mal y luego nos quejamos. Por eso debemos vigilar nuestro lenguaje y nuestra forma de pensar. Nosotros estamos creando constantemente la realidad. Nuestro pensamiento es creador.  Por eso cuando no toleras algo lo ves constantemente.

 

Yo no debo de preguntarme el “por qué me ocurre esto”, sino “para qué yo m estoy haciendo esto”. No hay nada externo a ti que te pueda amar o hacerte daño, porque no hay nada externo ni ajeno a ti. (UCDM)

Es imposible que nos sucedan cosas al margen de mí mismo. Todo lo que te sucede lo has pedido tú. ¿Cómo? Inconscientemente. En muchas ocasiones damos muestras de querer salvar el mundo, sin embargo, el único modo es salvarte tú.  Si tú te salvas, salvas al mundo. Si en el camino me encuentro un limón, debo preguntarme, ¿cuando pedí yo el limón? Si en el camino me encuentro un ladrón he de preguntarme ¿cómo me estoy robando?, si en el camino me encuentro un mentiroso, ¿cómo me estoy mintiendo?   Todo lo q te ocurre lo has pedido tú inconsciente.

La emoción es el lenguaje q utilizamos para comunicarnos con la matriz, con el campo cuántico. Debemos distinguir entre la emoción implícita y la explícita. La más importante es  la emoción oculta. Para solucionar un síntoma, un conflicto  o un problema que se repite en mi vida, hay que conectar con esta emoción oculta, pero ésta tiene que estar carente de juicio:  Ejemplo descubrir que de manera oculta “yo odio a mi madre” De esta manera, si estamos libres de juicio podremos acceder al inconsciente y liberar esta emoción.  Si yo digo “No odio a mi madre porque la pobre sufre o …”, en ese caso hay juicio, lo estamos justificando y así no sirve, no liberamos, no es terapéutico.

×